La playa se presta para todo, hasta para practicar unos buenos deportes acuáticos, pero estos deportes pueden hacerse mucho más divertidos con la ayuda del cultivo de semillas de marihuana. Los deportes extremos acuáticos son muy conocidos por darnos toques de energía y placer al mismo tiempo y si se acompaña de marihuana la cosa se pone mucho más interesante y divertida.

 

La marihuana tiene grandes efectos positivos en la práctica de deportes extremos pues elimina la ansiedad, el miedo y la depresión y te deja listo para disfrutar de un buen momento, en la playa puedes pasar una buena tarde de verano haciendo deportes y fumándome un buen porro.

 

La mayoría de los deportistas acuáticos en la playa suele usar la marihuana para disfrutar más aún el contacto con la madre tierra, eso sí debe consumirse la sativa, y bajo estándares supervisados pues no se quiere caer en la adicción o llegar a un punto de inconsciencia que pueda poner en riesgo al deportista.

 

Para disfrutar de la marihuana practicando deportes es mejor que lo hagas en un grupo cerrado y avises que vas a fumar, para que tus compañeros sepan que estás bajo los efectos del cannabis, además trata de no estar en un sitio lleno de gente, pues puedes sentirte agobiado.

 

Si andas con tu pareja los dos pueden fumar y experimentar la increíble experiencia. Ahora es bueno que alguien que esté sobrio los acompañe por si pasa algo, alguien esté en condiciones de salir en ayuda y así no se altera la experiencia y se disfruta más el momento.

 

Es importante que tengas sueros orales, agua y otros elementos para mantenerte bien hidratado, ten una bolsa con algunas frutas cortadas, como mango, piña, melón, manzanas, que te ayudarán por si sufres algún bajo o pálida, también es bueno que alternes con la exposición al sol y uno que otro descanso en la sombra.

 

Lo que si no te recomiendo es que realices buceo o uses motos acuáticas, pues puede llegar a ser muy peligroso pues puede alterar tu percepción de la conciencia, lo que termina en un riesgo incensario, es mejor que lo hagas sin los efectos del cannabis.

 

Es importante que la hierba que consumamos sea comprada y llevada a la playa por nosotros mismos y se debe mantener esta en las mejores condiciones posibles. No olvides guardar la hierba en recipientes que sean herméticos, para que conserve todo su sabor y aroma, pues si no la cuidas las flores pueden terminar llenas de tierra o aguadas, lo que hacer que pierda el olor, es mejor llevarla preparada para su consumo.

 

Lleva lo suficiente para pasar un buen rato, no transportes demasiado, pues esto puede traerte problemas legales. Es importantes que averigües si puedes fumar hierba en la playa donde estas para que esto no te traiga problemas. Tienes que informarte muy bien cuáles son los límites de consumo personal, está prohibido consumir en los lugares públicos, lo mejor es que visites lugares canna-Friendly que gracias al cielo cada día son más.

Fumar marihuana para practicar algunos deportes acuáticos depende de ti, pero hazlo con mucha responsabilidad para evitar problemas mayores, recuerdo que todo es mejor si tienes un poco de hierba en la cabeza.