Al momento de concebir una gran idea de negocio que implique el alquiler o compra de un local no solo es importante pensar en contratar alta luz, sino en una serie de detalles que van desde una cantidad de documentos, permisología, marketing, ubicación, incluso hasta el color de las paredes. Por esta razón, a continuación te mencionamos algunas ideas que te serán útiles para avanzar hacia tu gran éxito.

Contar con una idea precisa del negocio que se desea montar

En este caso, la idea primordial es la apertura de una empresa o una tienda, que se encuentre dedicada a las distintas actividades que se relacionan con el entretenimiento y con los deportes náuticos.

Identificar los emprendedores

Cuando se tiene una idea bastante clara del negocio que se desea emprender, es de gran importancia que la persona o personas involucradas cuenten con al menos un conocimiento mínimo en el sector, o con experiencia previa en en referencia a las actividades náuticas aunque, de no poseerlas se puede realizar la gestión de los servicios generales y de esta manera contratar personal que se encuentre cualificado para ello.

Del mismo modo, el perfil de quien se encargará de darle vida al proyecto se sugiere que sea la más activa, una persona joven, y sobretodo que sea un gran amante de los deportes y de la naturaleza. Para este negocio es relevante contar con un marcado espíritu de la aventura y además poseer grandes habilidades sociales y deportivas.

Producto o servicio que se va a ofrecer

Este es un paso que debe ser realizado en dos fases, donde la primera se trata de la Información, y se lleva a cabo antes de iniciar cualquier tipo de actividad que sea contratada por un cliente. En este punto, la empresa debe adoptar las distintas medidas que sean necesarias con el objetivo de garantizar que el usuario se encuentre informado entorno a las instalaciones, materiales y servicios que puedan suponer algún tipo de riesgo, pero además de las medidas de seguridad que para ello han sido adoptadas.

Para que este paso se cumpla, se debe dejar constancia por escrito de lo anterior, mucho antes de que se dé inicio a la práctica de cualquiera de las actividades que se ofertan, por lo que se sugiere que las personas se encuentren informadas de:

  • Las diversas medidas que se deben adoptar en función de la preservación del entorno donde se van a realizar las actividades
  • Conocer lo que se requiere y ello involucra las dificultades de practicar dichas actividades y el comportamiento que se debe seguir en caso de surgir algún peligro, los requisitos físicos y las destrezas que son necesarias al momento de practicar la actividad y, cuando proceda, las distintas patologías que desaconsejan dicha práctica.
  • Las distintas medidas de seguridad que se han previsto
  • Y finalmente los materiales que para esta práctica se utilizan. Es importante especificar qué material no se encuentra incluido en el precio de la oferta, y el pago adicional requiriendo para ello.
  • El material o equipo mínimo de seguridad deberá estar incluido siempre en el precio que se oferta.