Si creías que necesitabas hacer una novena o una oración a santa rita para los casos imposibles pues no sabes nadar pero quieres disfrutar como otros de los deportes náuticos en España, entonces solo debes ir por algún instructor de Surf, vela, travesía en piragua o submarinismo para lanzarte a la aventura. Y es que cuando se practica algún deporte acuático, ello nos aporta momentos realmente únicos, solo se debe saber en dónde practicarlos de la mejor manera.

Para realizar este tipo de actividades no existe un límite, puede ser en ríos, mares, lagos, pues en todo estos espacios existe cabida a la hora de disfrutar de tales deportes. En el caso de España, existen innumerables rincones, por lo que se convierte en el espacio idóneo al momento de zambullirse en sus aguas. España es un país que acoge un sinfín de espacios donde se puede disfrutar y también liberar mucha adrenalina al momento de subirse sobre una ola, o quizás al sentir ese mismo viento que sacude la vela de tu barco.

Viento poderoso, olas grandes

Debido a los vientos de Levante y Poniente, el sur de España cuenta como uno de los lugares más ideales alrededor del mundo cuando se trata de disfrutar por ejemplo, del windsurf. El viento que arropa a Tarifa en Cádiz, lo hace de manera ininterrumpida a lo largo de la gran masa azul, por lo que constantemente se encuentra llena de velas y de los amantes de los deportes de riesgo. Este mismo deporte es también muy practicado en las Baleares, aún cuando se trata de un archipiélago bastante calmado, bañado con el sol, pero que cuenta con un mar que lo convierte en un lugar único para la navegación.

Otros desean cargar sus bacas en los coche, o las tablas de surf para ir por la ola perfecta, para ello el mar cantábrico que baña Vizcaya será un gran destino. Eso sí, ésta no se trata de una ola cualquiera, ya que se considera la mejor ola de Europa por muchos, y es solo para los que son más experimentados. En esta localidad podrás encontrar el pueblo de Mundaka que desde siempre ha atraído la atención de los surfistas de todo el mundo, dando lugar a muchas competiciones internacionales de surf, por lo que a sido la sede del circuito mundial en diversas ocasiones. Y es que no es para menos, ya que la ola izquierda que proporciona este lugar llega a alcanzar los cuatro metros de altura.

Existen otros deportes como por ejemplo el kitesurf o el bodyboard, que son practicados muy especialmente en la costa valenciana y ello es gracias a su temperatura y su suave viento. Luego de un buen chapuzón acompañado con el ritmo del oleaje, se puede descansar sobre las fabulosas arenas de playas españolas, donde se tiene la posibilidad de practicar otros actividades como una merecida siesta o quizás se puede pasar un tiempo con los chicos, mientras ellos aprenden a hacer grandes construcciones en la arena, acompañado de flotadores, sombrillas y sin olvidar la bolsa para el picnic.